lunes, 23 de febrero de 2015

ESTILOS DE COMUNICACIÓN




Khrushchev pronunciaba un discurso denunciando a Stalin y un miembro del Congreso gritó:

-¿Dónde estaba usted mientras todos esos inocentes eran sacrificados,  camarada?
Khrushchev respondió, haciendo una pausa en su discurso:

-El hombre que acaba de hablar, ¿tendría la amabilidad de levantarse?

En ese momento, la tensión se apoderó de la sala. Nadie realizó movimiento alguno.
Khrushchev continuó:

-Aquel que sea ya tiene la respuesta. Me encontraba exactamente en la misma posición que usted ahora.

¿Quién en alguna ocasión no ha hablado de más? ¿Quién en algún momento no ha levantado la voz más de la cuenta? ¿Quién alguna vez no ha callado cuando convenía hablar?

No siempre decimos lo que tenemos que decir, ni callamos todo lo que tenemos que callar. Nadie puede ser asertivo al cien por cien en todas las situaciones de la vida.
Normalmente se distinguen tres estilos básicos: Pasivo, Agresivo y Asertivo.

La persona pasiva o sumisa no defiende los derechos e intereses personales. Respeta a los demás, pero no a sí misma.
La persona agresiva defiende en exceso los derechos e intereses personales, sin tener en cuenta los de los demás. A veces no los tiene en cuenta y, otras, carece de habilidades para afrontar ciertas situaciones.

Las personas asertivas conocen sus propios derechos y los defienden respetando a los demás.  No buscan ganar sino llegar a un acuerdo.
Hay que ser principalmente asertivo. Debemos de tratar no ser agresivos o pasivos en extremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario