jueves, 7 de mayo de 2015

EL PODER DE LA ACTITUD




Dos vendedores fueron enviados por su compañía a la selva para descubrir nuevos mercados. Realizadas las investigaciones pertinentes, el primero  envío un email a la central de la empresa:

-“No hay esperanza alguna de vender zapatos aquí; todo el mundo va descalzo”.

El otro vendedor también mandó un correo electrónico:

-“Manden mercancía y refuerzos inmediatamente. Aquí nadie tiene zapatos aun”.

Nuestra actitud hacia la vida es lo único que determina nuestra felicidad. Lo que determina nuestros sentimientos sobre los sucesos que ocurren en nuestras vidas no son los propios sucesos, sino el significado que nosotros les demos.
Durante todo el día nos estamos haciendo preguntas sobre todo lo que nos acontece. De hecho, el proceso del pensamiento no es otra cosa más que una serie de preguntas. Las preguntas generan respuestas y las respuestas producen sentimientos. En lugar de preguntarnos: “¿Por qué me tiene que pasar esto a mi?”, sería mejor preguntarse:”¿Qué puedo aprender o cómo puedo beneficiarme con esta experiencia?”

1 comentario:

  1. Gracias por hacerme reír... Me he imaginado la cara de sus respectivos jefes...

    ResponderEliminar