martes, 8 de agosto de 2017

STOP PREOCUPACIONES




-¿Qué te pasa? Llevas dando vueltas toda la noche. Son las 5 de la mañana-comentó la esposa
-Quedé en devolver al vecino los 952 euros que me prestó la semana pasado mañana y me es imposible.
La mujer se levanto, se puso una bata, salió al rellano, llamó a casa del vecino y un par de minutos más tarde este abrió su puerta.
-¿Sí? ¿Qué pasa?
-Sólo quiero que sepas que no vas a cobrar mañana tus 952 euros porque mi marido no los tiene.
La mujer regreso a casa y le dijo a su esposo:
-Duérmete. Ahora el que está preocupado es el vecino.
 Cuando somos capaces de observar las cosas con una perspectiva más amplia, descubrimos que no hay nada exterior que pueda desequilibrarnos si no hay algo interior que lo favorezca.
Para poder tener una perspectiva más amplia la clave no es buscar respuestas a las viejas preguntas. La clave es hacernos las preguntas que no nos hemos hecho antes.