lunes, 4 de marzo de 2019

¿TE GUSTARÍA SER MUY FELIZ TRABAJANDO?




Fran lideraba un call center desde hace 12 años. El call center se dedicaba a solicitar aportaciones económicas para becas de estudios universitarios.
El trabajo de teleoperador suele ser emocionalmente muy exigente y repetitivo.
La tasa de rechazo de nuestro call center ascendía hasta el 96%. 
Fran había probado todo tipo de incentivos y premios con escaso éxito.
Durante el viaje al trabajo, Fran paró en un semaforo y observó un cartel publicitario que le dio una idea. 
El cartel contenía la siguiente frase "¿para qué haces lo que haces?".
Fran contactó con varios antiguos alumnos que habían podido estudiar gracias a las becas conseguidas por los teleoperadores.
Durante una mañana los antiguos alumnos estuvieron contando sus historias de éxito y lo agradecidos que les estaban por el trabajo que desempeñaban.
Durante los siguientes meses, Javier alucinaba con los resultados. Cuatro meses después de la visita del antiguo alumno los ingresos habían aumentado un 372%. 

¿Cuál es tu PARA QUÉ?
¿Cuál es el PARA QUÉ de tu empresa?
¿están alineados?
¿En qué momento te olvidaste de tu PARA QUÉ?
¿Cómo piensas qué tu PARA QUÉ tiene que ver con ser feliz en tu trabajo?

jueves, 7 de febrero de 2019

TU PRIMER DÍA DE TRABAJO





Dos amigos, Álvaro y Marcos habían cambiado de trabajo recientemente. Quedaron para tomar unas cervezas y ambos hicieron la misma pregunta: ¿Cómo fue tu primer día en tu trabajo actual?

Álvaro respondió:

"Llegué unos minutos tarde. La recepcionista me miró extrañada porque nadie le había comentado que me incorporaba. Mi jefe estaba de viaje. Después de pasar una hora en la recepción me asignaron una mesa sin ordenador y una silla con la impronta del anterior propietario. 
Me dejaron una especie de manual interno de 200 páginas de las que 180 trataban sobre acoso y sus formas. Eso me provocó muy mal rollo.

A media mañana, alguien muy majete me presentó a unas 30 personas a las que íbamos interrumpiendo. No me acuerdo de ninguno de los nombres, salvo el de Julio. Su mirada de águila me intimidó y pensé que las 180 páginas de acoso estaban motivadas por él.

Me fui una hora más tarde de "mi hora" desconcertado sin saber muy bien de que iba todo aquello."

¿Y a ti qué tal te fue Marcos?

Unos días antes de incorporarme recibí un correo de una futura compañera llamada Carolina. Se presentó, me indicó donde aparcar, el código de vestimenta...y que me recibiría a las 8:30 en la puerta principal.

Mi primer día llegué a las 8:20 y allí estaba Carolina esperándome.

Carolina me acompañó a mi mesa. En la sala había una pantalla plana con un mensaje ¡Bienvenido Marcos! Durante todo el día las personas se detenían para presentarse y saludarme.

Nada más abrir mi ordenador observé que tenía un primer correo. Era del Consejero Delegado. Era un pequeño vídeo en el que me contaba el porqué de la empresa. Finalmente me decía que disfrutase del primer día y de todos los siguientes.

A las 13:30, Carolina me recogió para invitarme a comer fuera del edificio con unos compañeros. Fue una comida muy agradable. Me preguntaron sobre mi trayectoria profesional y me contaron los proyectos en los que estaban trabajando.

Cuando volvimos, el jefe de mi jefe pasó a saludarme y concertó comer conmigo la semana siguiente.

Salí pensando "Este sitio me encanta. Yo les importo. Mi trabajo importa. El trabajo de las personas les importa. Quiero formar parte de este proyecto".

¿Cuánto cuesta preparar el primer día de trabajo de una persona?