sábado, 10 de septiembre de 2016

SOY TÚ


 

Llamé a la puerta de mi amada.
-         ¿Quién es? –pregunto ella.
-         Soy yo – respondí.
-         Entonces márchate. En esta casa no cabemos tú y yo.
Me fui bastante desanimado. Aun así, medite durante meses aquellas palabras de mi amada y aprendí a estar conmigo mismo y a ejercitarme en el Ser.
Al año volví a casa de mi amada. Llamé a la puerta.
-         ¿Quién es? – pregunto ella
-         Soy tú –respondí
La puerta se abrió inmediatamente.

martes, 21 de junio de 2016

RECUPERAR LA CALMA





El maestro Alim había dedicado toda su vida a las artes marciales y especialmente, al arte del autocontrol. Por ello, siempre estaba rodeado de alumnos. Uno de ellos, Francisco, llevaba años entrenándose pero el maestro se negaba a entregarle el cinturón negro.
El maestro siempre le repetía
-         Cuando demuestres que has aprendido a estar centrado en medio de las dificultades te entregaré el cinturón.
Francisco se lamentaba en silencio pero sabía muy bien de las razones del maestro. Cuando otros chicos se burlaban de él o él interpretaba que se estaban riendo de él, reaccionaba y terminaba peleándose sabiendo que todo ello retrasaba el preciado cinturón negro.
Un día se acerco al maestro. Francisco estaba bastante decaído y le contó al maestro que se esforzaba pero que siempre acababa perdiendo el control. Por primera vez, decidió preguntar al maestro algo que nunca antes se había atrevido:
-         Maestro, ¿Cómo hace usted para no perder nunca la calma?
-         ¿Quién te ha dicho que nunca la pierdo?
Francisco se quedó perplejo y respondió:
-         Si usted pierde la calma, entonces yo no tengo esperanza alguna.
El anciano le dijo:
-         Todos estos años dedicados al autodominio no hicieron que yo no me salga de mi centro, pero sí me permitieron volver cada vez más rápido. Hace años, una ofensa podía vivir años en mi interior. Hoy sólo puede desviarme de mi rumbo unos segundos. La pregunta correcta que me hago es ¿Cómo hago para recuperar la calma cada vez más rápido? en vez de ¿Cómo hago para no perder la calma?
El maestro continuó:
-         Para volver al centro cada vez más rápido, necesitas adueñarte de tus pausas. Cuando tengas ganas de reaccionar haz una pausa. Encuentra cualquier excusa para centrarte en respirar, mientras dejas que tus emociones cambien y tus ideas se ordenen según tus prioridades.
La fuerza para elegir la pausa en vez de la reacción viene del corazón pero que tu autocontrol se debilite o crezca depende de cuántas veces por día saborees las satisfacciones que te dará perseverar en tu rumbo.
Francisco se tomó tan en serio las enseñanzas de su maestro que se convirtió en un ejemplo evitando discusiones e impidiendo que otros se pelearan. Ya no buscaba cinturones negros, encontró ser lo que el cinturón negro representaba.
El autodominio no consiste en no perder nunca el rumbo, sino en aprender a regresar cada vez más rápido.
Los tres pasos clave para  volver a tu rumbo lo más rápido posible son:
1.     Respirar una pausa
2.     Recordar tu sueño
3.     Responder de forma que acerques a tu sueño

miércoles, 8 de junio de 2016

CAPACIDAD DE MEJORA










El dueño de una empresa de servicios  informáticos, llegaba a su casa después de la presentación de un programa diseñado por él, y que había entregado con un año de retraso.
Su esposa le preguntó:

-         ¿Qué tal fue la presentación del programa?
Y éste respondió:

-         Mi programa fue un éxito…el público un fracaso.

La mayoría de las dificultades por las que atraviesa nuestro mundo son debidas a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.

El 93% de los conductores piensa que conduce mejor y de un modo más seguro que la media. Eso imposibilita que puedan mejorar sus habilidades de conducción.

El efecto Dunning-Kruger o efecto “mejor que la media”, nos hace pensar que sobresalimos por encima de la media.

Un ejemplo de este efecto es el siguiente:

Un conductor hace una maniobra extraña e instantes después le vemos hablando por el móvil. Lo normal es que pensemos mal de él. Lo más curioso es que instantes después podemos estar leyendo un email en el móvil mientras conducimos y pensar “Es diferente porque yo controlo”.

El efecto se puede corregir asumiendo la RESPONSABILIDAD de lo que nos pasa. De esta manera, podemos buscar áreas donde tenemos control y ello nos abre las puertas a mejorar.

Te invito a que cada vez que examines un área de tu vida en la que no te sientas a gusto y pienses ¿Y si he suspendido porque no estudie demasiado? ¿Y si los usuarios se quejan porque el programa puede mejorarse? ¿Y si no me cogieron para el trabajo porque no preparé la entrevista?
El ignorante critica porque cree saberlo todo y el sabio respeta porque siempre puede aprender algo nuevo.

 


domingo, 29 de mayo de 2016

SER UN LÍDER




Un joven le dijo a su padre que quería ser un líder y le pregunto cómo podría lograrlo.
El padre le respondió:
- “Lo primero has de ser consciente de tu conducta. Cada vez que hagas daño a alguien, clava un clavo en la cerca de nuestra casa.”
El hijo acepto el reto, empezó a tener constancia de todos sus actos y siguiendo el consejo de su padre comenzó a clavar clavos en la cerca cada vez que hacía daño, maltrataba o no respetaba a alguna persona.
Pasado un tiempo, el joven ya no clavaba clavos porque ya era muy consciente de su conducta.
Entonces, le volvió a preguntar a su padre
- ¿Ahora qué hago?
- “Por cada acto de buen servicio saca un clavo de la cerca
El hijo, nuevamente aceptó el reto y poco a poco fue sacando los clavos. Ya era consciente de su conducta y se dedicaba a ayudar a las personas. Llego el día que logró sacar todos los clavos.
Fue donde su padre, tal vez con algo de soberbia, y le comentó que ya había sacado todos los clavos, que ya era muy consciente y se dedicaba a estar al servicio de los demás…que YA ERA UN LIDER…
Acto seguido le asaltó una duda que comentó en voz alta:
- Y ahora…¿Qué vamos a hacer con todos los huecos que dejaron los clavos en la cerca?
 El padre le respondió:
- No los toques…están ahí para recordarte siempre que en tu camino de aprendizaje dejaste una huella de dolor en las personas y que gracias a su entrega, comprensión y colaboración ahora puedes ser la persona que eres.
 

jueves, 21 de abril de 2016

CREER EN TUS POSIBILIDADES




Una joven sentía pasión por la escritura. Le encantaba escribir a todo momento, versos, prosa…encontraba inspiración en todas las cosas a su alrededor y sobre ello escribía.
Un día asistió a un taller de escritura de un afamado y prestigioso dramaturgo. Llena de entusiasmo mostró algunos de sus trabajos al escritor:
-         ¿Qué le parecen? ¿Tengo talento para escribir?
El afamado y premiado escritor le contestó:
-         No. No tienes ningún talento para escribir.
La chica se fue llorando y quiso tirar sus escritos a la basura.
La joven acepto trabajos para poder sobrevivir y, en sus ratos libres, seguía escribiendo. Le seguía emocionando todo lo que escribía. Se formó, pulió su estilo y estableció una estrategia para poder publicar.
Dos años más tarde, consiguió publicar su primer libro de poemas, después de haber recorrido 96 editoriales.
Su publicación fue un éxito inesperado para casi todo el mundo.
Un año más tarde coincidió, en un evento publicitario, con el prestigioso dramaturgo que no parecía haber apreciado sus escritos.
Le saludó y le dijo:
-         Buenas tardes, usted no se acordará de mi. Yo quería ser una gran escritora y usted me comentó que no tenía talento.
El escritor respondió:
-         Eso se lo digo a todos los que me preguntan.
-         ¿Cómo que se lo dice a todos? Eso no está bien
-    ¿Sabe una cosa señorita? La experiencia me ha enseñado que al final los que triunfan son los que dan más valor a lo que ellos creen de sí mismos que a lo que otros creen de ellos.

miércoles, 30 de marzo de 2016

COMPARARSE




El rey convocó a todos los solteros del reino porque quería buscar pareja a su hija.
Todos los jóvenes asistieron, y el rey les dijo: “Os voy a dar una semilla diferente a cada uno de vosotros. Dentro de seis meses deberéis traerme en una maceta la planta que haya crecido. Aquella que sea más bella ganará la mano de mi hija, y, el reino.
Cuando pasaron los seis meses, un joven que había plantado su semilla, poniendo en la tierra los mejores nutrientes, seguía esperando en vano a que brotará planta alguna.
Mientras tanto, todos los demás jóvenes del reino no paraban de hablar y mostrar las hermosas plantas y flores que habían sembrado en sus macetas.
El joven estaba muy triste, su semilla nunca germinó. Además no quería ir al palacio. Su madre insistía en que debía ir porque él había trabajado duro. Finalmente, el joven se dio cuenta de que su madre tenía razón.
Ya en palacio, desfiló con su maceta vacía. Todos los jóvenes hablaban de sus plantas, y al ver a nuestro amigo, se rieron de él.
De repente, el rey hizo su entrada y se dedicó a observar las plantas.
Finalizada la inspección, hizo llamar a su hija. Convocó, de entre todos, al joven que llevó su maceta vacía. Todos los pretendientes se quedaron atónitos.
El rey dijo: “Este es el nuevo heredero del trono, y se casará con mi hija. Os di una semilla infértil, y habéis tratado de engañarme plantando otras plantas. Este joven tuvo el valor de presentarse y mostrar su maceta vacía, siendo sincero, realista y valiente, cualidades que un futuro rey debe tener”.
¿Qué ocurre cuando te comparas con los demás? En general, dos cosas: o bien percibes que las otras personas van muy por delante de ti y te desanimas, o ves que eres mejor que los demás, y te vuelves insoportablemente orgulloso. Ninguna de las dos cosas es buena para ti porque no te ayudan a crecer.
Nuestra misión debería ser cada día mejores de lo que fuimos ayer. La única persona con la que debemos compararnos es con nosotros mismos.

 

domingo, 28 de febrero de 2016

APRENDIENDO COMUNICACIÓN NO IMPULSIVA







Humphrey Bogart y Lauren Bacall estaban cenando cuando el presidente de la Columbia Pictures se acercó a la mesa y susurró a Bogart unas palabras.
El actor se volvió hacia Bacall sonriendo y comentó:

-         La película está siendo un éxito

-         ¿Cómo lo sabes? –le pregunto ella.

-         Porque el presidente habló sobre nuestra película y si hubiese sido un fracaso habría dicho “tú película”…
Aprendimos nuestra lengua en la infancia y la tenemos interiorizada desde hace décadas. Pese a las buenas intenciones, caemos una y otra vez en discusiones ofensivas porque expresamos desde el “tú”, aleccionando a los demás cuando sería más recomendable expresarse desde el “yo creo” porque nuestra verdad nunca es la verdad absoluta.
 
Te invito a que realices dos reflexiones que pueden mejorar tu vida y la de las personas que te rodean:
 
1ª ¿Te estás expresando desde el “tú”?
Creo que la segunda es aun más importante:
 
2ª ¿Oyes desde el “tú” o escuchas traduciendo desde el “yo creo”?
 

jueves, 4 de febrero de 2016

INVENCIBLE

 
 
 
Nieves era una niña de nueve años que decidió comenzar a practicar judo a pesar de haber perdido su brazo izquierdo en un accidente.
Después de seis meses de entrenamiento, el maestro sólo le había enseñado un movimiento a Nieves.
Nieves preguntó a su anciano maestro:
-         Maestro, ¿No debería aprender más movimientos?
-         Éste es el único movimiento que sabes y es el único que necesitarás saber –respondió el maestro.
Sin comprenderlo muy bien, pero con fe en su maestro Nieves, siguió entrenando el movimiento.
Unos meses después, el maestro llevó a Nieves a un campeonato. La niña ganó fácilmente sus tres primeros encuentros y se plantó en la final. Nieves estaba asombrada de su éxito.
En la final, su contrincante tenía más experiencia, era bastante más fuerte y más mayor. Al principio del encuentro se notaba mucho la gran diferencia de las dos contrincantes.
La niña miró a su maestro llena de dudas y éste le transmitió:
-         “Tú puedes”
Poco después, su contrincante bajo la guardia y Nieves empleó su movimiento para inmovilizarlo, ganó el encuentro y el campeonato.
Al regresar a casa, la niña y el maestro repasaban los encuentros. La niña le pregunto:
-         Maestro, ¿Cómo gané el campeonato sabiendo sólo un movimiento?
-         Hay dos razones Nieves. La primera, dominas casi perfectamente uno de los movimientos más difíciles del judo. Segunda, la única defensa que se conoce para ese movimiento es que tu contrincante…te agarre el brazo izquierdo.
Muchos de los que llegan a desarrollar su potencial de un modo grandioso son personas que han perdido sus sueños originales pero continúan persiguiendo nuevos sueños, convirtiendo, a veces, debilidades en fortalezas. Como decía Albert Camus: ” En medio del frío invierno, descubrí que dentro de mi hay un ser invencible”.

miércoles, 27 de enero de 2016

PROCESO CREATIVO




En la Edad Media, un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de un grave crimen. El verdadero culpable era una persona de gran influencia que había urdido una trama para apartar de sí toda sospecha.

El hombre acusado fue llevado a juicio y pronto comprendió que iba a ser muy complicado escapar de la horca.

El juez, que también estaba implicado en el complot, intentando cuidar todas las apariencias y para evitar una revuelta de aquellas personas que admiraban al acusado, propuso al acusado:

“Conociendo tu fama de hombre justo, voy a dejar tu suerte en manos de Dios y que sea Él quien decida. Mañana a primera hora, tendré escritos en dos papeles separados las palabras “culpable” e “inocente”, los doblaré y pondré dentro de esta bolsita y tú escogerás uno, y será la Divina Providencia la que decida tu destino”.

El juez iba a preparar dos papeles con la misma palabra: “culpable”, de forma que el resultado siempre fuera el mismo.

El hombre se pasó todo la noche pensando en aquello que había propuesto el juez sabiendo que iba a ser una trampa.  Después de haber pensado y sin llegar a una solución, aparto todo el aquel asunto de su mente, se concentró en escuchar a los sonidos de la noche que llegaban a su celda. La solución apareció súbitamente.

Cuando el juez obligó a la victima a escoger uno de los papeles, el hombre tomó uno de los papeles, se lo metió en la boca y se lo trago rápidamente.

-Pero, ¿Qué has hecho?- reprochó el juez bastante enfadado.

-Lo único es leer el papel que queda y podremos saber que decía el papel que me trague –respondió el hombre.

Las tres fases del proceso creativo son:

1ª Concentración intensa y sostenida sobre algo relevante para nosotros

2ª Aparente olvido y tranquilidad

3ª El momento luminoso o epifanía.

Trabaja duro aunque, a veces, te parezca que no vas a llegar a ninguna solución. Después, descansa, date un paseo o escucha música permitiendo a tu cuerpo que se relaje. Cuando menos lo imagines, de la nada, aparecerá la solución.
La clave: Estira, Relaja y Confía.

domingo, 17 de enero de 2016

EMPECEMOS YA




Un hombre viajaba de pueblo en pueblo en busca de aprendizaje.
Un día,  antes de llegar al siguiente pueblo, una colina situada a la derecha le llamó la atención. Una puerta de bronce le estaba invitando a ir hasta allí. Había un montón de árboles, pájaros y flores preciosas.

Una vez, en la colina camino y observó que había piedras blancas distribuidas al azar. En una de ellas, pudo leer en una de esas piedras, una inscripción: “José, 6 años, 6 meses, 3 semanas y  4 días”.

El hombre se sobrecogió porque se dio cuenta de que la piedra blanca era una lapida y sintió mucha pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en aquel lugar. Mirando alrededor vio otra inscripción que decía: “Javier vivió 4 años, 8 meses y 1 semana” y aquel hombre se sintió profundamente conmocionado. Era un hermoso lugar pero era un cementerio. Empezó a leer todas las lápidas. Al comprobar con espanto que el que más tiempo había vivido era 10 años se puso a llorar.

El cuidador del cementerio pasaba por allí y se acercó al verle llorar. Le preguntó si lloraba por algún familiar.

El hombre respondió:

-         No, no tengo aquí ningún familiar. ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué hay tantos niños enterrados en este lugar?

El cuidador sonrió y respondió:

-         Por favor, serénese. Le voy a explicar. Aquí tenemos una tradición. Cuando cumplimos quince años nuestros padres nos regalan una libreta, como esta que tengo aquí, colgando en mi cuello. Nuestra costumbre es que cada vez que se disfruta inmensamente de algo, abrimos la libreta, y a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo y así vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos. Cuando alguien se muere, abrimos su libreta y sumamos el tiempo de lo disfrutado para escribirlo en su tumba, porque ése es para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.

Una enfermera australiana llamada Bronnie Ware tuvo la oportunidad de comprobar en primera persona cuáles principales arrepentimientos de las personas que saben que van a morir plasmándolo en su libro Los cinco mandamientos para tener una vida plena: ¿De qué no deberías arrepentirte?

 5º Ojalá me hubiese permitido ser más feliz.

4º Ojalá hubiese tenido más contacto con mis amigos y no hubiese perdido muchos por el camino.

3º Ojalá hubiese podido expresar mis sentimientos.

2º Ojalá no hubiera trabajado tanto.

1º Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que quería hacer y no lo que otros esperaban que hiciera.

Nos arrepentimos de no haber tenido el coraje de intentar aquello que queríamos hacer.
Si nos encontramos dentro de 20 años y te preguntó ¿Qué habrías cambiado en estos últimos 20 años? ¿Qué me responderías? Empecemos ya, ¿No te parece?

domingo, 10 de enero de 2016

RESIGNACIÓN Y ACEPTACIÓN






- ¿Qué tiempo hará hoy, mama?

- El tiempo que a mí me gusta, hija.

- ¿Cómo sabes que hará el tiempo que a ti te gusta?

- Habiendo descubierto que no puedes escoger las circunstancias que ocurren a nuestro alrededor, si que puedes controlar la actitud que adoptas hacia ellas. Por eso yo elijo ver las cosas de forma maravillosa y estoy segura de que tendremos el tiempo que a mí me gusta.

Si nosotros empezamos a cambiar por dentro, también tendrán lugar cambios a nuestro alrededor.

La diferencia entre resignación y aceptación es que en la primera,  hay algo que no me gusta y creo que no puedo hacer nada para superarlo. En la aceptación, hay algo que no me gusta, lo asumo y creo que puedo hacer algo para cambiarlo.

Para reinventarnos debemos adiestrar nuestro foco más en lo positivo que en lo negativo.

¿Cómo podemos comenzar a adiestrar nuestra atención y fijarnos más en lo positivo?
Por ejemplo, empezando a utilizar palabras más positivas o haciendo interpretaciones de la vida que nos generen mayor confianza y entusiasmo.

La joven estaba sorprendida de que su mamá estuviese siempre sonriente y feliz, a pesar de las dificultades que tenía en la vida. Un día, le preguntó:

- Mama, ¿Cómo es que siempre se te ve tan satisfecha y contenta?

- Hija, cada mañana al despertar me hago la siguiente pregunta: ¿Qué escojo hoy? ¿Alegría o tristeza? Y siempre escojo alegría.

 

viernes, 1 de enero de 2016

SERVIR Y DAR: VERDADERA FELICIDAD



1965, USA, una noche sobre las 23:30, una mujer afroamericana de edad avanzada estaba parada en el arcén de una autopista de Alabama tratando de afrontar una fuerte tormenta porque su automóvil se había averiado y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran.

Empapada, decidió parar como fuera al próximo coche.

Un joven, blanco, se detuvo para ayudarla, a pesar de todos los conflictos raciales que habían ocurrido durante los sesenta en EEUU. El joven la llevó a un lugar seguro, la ayudo a obtener asistencia y la puso en un taxi.

La mujer parecía bastante apurada. Anotó la dirección del joven, le agradeció el favor y se fue.

Una semana más tarde el servicio de correos llamaba a la puerta del joven para entregarle un televisor pantalla gigante de color con una nota que decía:

“Muchísimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anegó no sólo mi ropa, sino mi espíritu. Entonces apareció usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama de mi marido, agonizante, justo antes de que muriera.

Dios le bendiga por ayudarme y por servir a otros desinteresadamente.

Sinceramente, Maria Cole, señora de Nat King Cole”

Durante todo el año la gente busca la felicidad en el tener y en que los demás nos sirvan, pero tiene que llegar un momento como la Navidad para recordarnos que la verdadera felicidad sólo se encuentra en el servir y el dar.