miércoles, 14 de febrero de 2018

ATENCIÓN AL CLIENTE PODEROSA




Samanta, la hija de Lourdes no quería ir a dormir. Era la primera noche de la niña en casa desde que habían vuelto de vacaciones en Candelaria, Tenerife.

La niña había olvidado a su querida Julia en Tenerife, su querida jirafa de trapo con quien dormía cada noche. Sin Julia no podía ir a dormir.

Después de un día, Lourdes estaba bastante agobiada porque Samanta no había dormido nada. Así que  decidió contarle a Samanta una pequeña mentira:

-         Julia está fenomenal hija. Se ha quedado unos días para descansar en el hotel.

Samanta se quedó tranquila y durmió como un lirón.

Esa noche Lourdes llamó al Hotel de Candelaria para confirmar que habían localizado a Julia. Desde el Hotel confirmaron que Julia estaba y que se la enviaban. Lourdes decidió compartir su pequeña mentira con la persona del hotel con quien estaba hablando.

Unos días más tarde Julia llegó. Lourdes y Samanta se quedaron con la boca abierta porque Julia llego con varias fotos de “sus vacaciones”, recibiendo un masaje, jugando al golf, en la piscina…

Si quieres crear un momento de impacto a tus clientes debes seguir los siguientes pasos:

Primero, cumplir con lo mínimos exigidos por tu cliente.

Segundo, empatiza con tu cliente. Asegúrate que has entendido perfectamente a tu cliente.

Sólo si has cumplido con los dos primeros pasos podrás pasar al tercer paso con el crearás un momento de impacto:


Rompe con el guión preestablecido para ser encantadoramente impredecible.


domingo, 4 de febrero de 2018

¿CÓMO INVIERTE TU EMPRESA EN FORMACIÓN?





Un ejecutivo tomó una decisión que acabó haciendo perder a su compañía 750.000 €.
El Director General le convocó a una reunión en su despacho.
Cuando el ejecutivo apareció, el Director General le pregunto:
-¿Sabes por qué te he llamado?
El ejecutivo respondió:
-Supongo que para despedirme
El Director General se quedó sorprendido.
-¿Despedirte? –preguntó- Claro que no. Acabo de invertir 750.000 € en tu formación.